El CAF Málaga pedirá una moratoria para eliminar barreras arquitectónicas en comunidades de propietarios

La Junta de Gobierno del Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla y la Agrupación de Desarrollo de Málaga han mantenido este martes un encuentro con el objeto de evaluar el proceso de adaptación de las comunidades de propietarios de la provincia de Málaga al Real Decreto 8/2013 que obliga a eliminar las barreras arquitectónicas de todos los edificios antes del 4 de diciembre de 2017.

Según estimaciones del Colegio de Administradores de Fincas, el 70% de las comunidades de propietarios de Málaga no están adaptadas a las necesidades de las personas con discapacidad, siendo este porcentaje mucho más elevado en las zonas del interior de la provincia, donde el parque de viviendas es de mayor antigüedad.

Ante esta situación, Fernando Pastor, presidente de la institución colegial, ha precisado que ”pediremos a la administración una moratoria de 18 meses para realizar las adaptaciones, con un periodo máximo de 12 meses para iniciar los trámites burocráticos”. En este sentido, el presidente ha anunciado que solicitarán reuniones con los ayuntamientos y la Junta de Andalucía, al tiempo que se pondrá en marcha una campaña informativa para hacer llegar a los administradores de fincas colegiados la importancia de cumplir con esta normativa.

Por otra parte, Francisco Torres, presidente de la Agrupación de Desarrollo de Málaga, ha denunciado el “importante número de personas con discapacidad que están encerradas en sus propias viviendas sin la posibilidad de salir a la calle, sin posibilidad de participar en la vida social pública” por las barreras a las que debe enfrentarse para salir de los inmuebles. Desde este colectivo lamentan con la actual situación es probable que haya que establecer un nuevo horizonte de siete u ocho años para poder adaptar los edificios.

Obligación para las piscinas.

La obligación de adaptar los edificios también afecta a las piscinas de uso comunitario. Las mismas deberán estar adaptadas después del 4 de diciembre. Aunque el Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla no cuenta con datos concretos de instalaciones de este tipo que están adaptadas, la Agrupación de Desarrollo calcula que el porcentaje es incluso inferior al de los propios edificios.