Las comunidades de propietarios andaluzas sufren siniestros cada tres minutos

En Andalucía, cada tres minutos y medio se produce algún percance en una comunidad de propietarios. Esta frecuencia de incidentes supone unos costes diarios de 135.831 euros. Ante datos como estos revelados por la Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), es evidente la trascendencia de estos sucesos en la labor del Administrador de Fincas.

En la región se registraron un total de 147.947 siniestros a finales del año 2015. Entre los diversos tipos, los daños por agua son los que más gastos conllevan en las comunidades de propietarios. Las goteras aportan cargas económicas mucho más significativas que el resto de problemas. Tras ellas, los fenómenos atmosféricos son la segunda causa más frecuente de accidentes.

Con respecto a la relación entre los pagos por incidentes en las comunidades de propietarios y los PIB regionales, Andalucía registra el séptimo porcentaje más bajo superando el 0,03%.

Es común pensar que los siniestros producidos en las comunidades de propietarios están muy vinculados con el paso del tiempo. Esto supondría que conforme más años tiene el edificio, mayor es la probabilidad de incidentes. No obstante, según los datos presentados en el informe de UNESPA, el factor más determinante en relación a la sucesión de percances es el nivel de mantenimiento de cada comunidad. Esta conclusión no implica que el deterioro producido por el paso de los años no incida en los incidentes producidos.

Ante la frecuencia con la que se ocasionan contratiempos es lógico que las comunidades de propietarios se planteen la contratación de un seguro. Las aseguradoras actúan no solo como reparadoras de daños, sino también como asesoras de prevención.