La deuda de propietarios de viviendas con sus comunidades de propietarios descendió un 8% en 2016

Las comunidades de propietarios de la provincia de Málaga cerraron el 2016 con un 8 por ciento menos de deuda soportada en relación a 2015. En total, según un estudio realizado por el Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla, la deuda estimada alcanza los 60,4 millones de euros, 5,2 millones de euros menos que en diciembre de 2015.

Pese a que el descenso sea inferior al registrado en el ejercicio anterior, los datos revelan que la reducción de la deuda se sigue apoyando fundamentalmente en las cantidades pendientes por las entidades bancarias. Las gestiones realizadas por empresas especializadas contratadas por los propios bancos han permitido rebajar, en este segmento, las cifras un 12% hasta los 12,1 millones de euros, el 20 % del total –un punto porcentual menos que en 2015-.

En cuanto a los morosos particulares, en 2015 destacó un progresivo incremento del abono de sus deudas conforme avanzaban los meses debido a que se cumplieron los tres años estipulados por la Ley de Propiedad Horizontal en su última reforma para el cobro de deudas, y la presión jurídica por parte de las comunidades de propietarios se incrementó especialmente en el segundo semestre para garantizar estos pagos.

Exigen una nueva Ley de Propiedad Horizontal. 

El presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla, Fernando Pastor, se mostró “relativamente satisfecho” por estos datos. Sin embargo, lamentó que con la actual Ley de Propiedad Horizontal “no existen demasiadas herramientas para poder cobrar muchas de las cantidades pendientes. En este sentido, explicó que en torno al 25% del total, unos 15,1 millones de euros, “tienen ya un difícil o imposible cobro”.

Volvemos a insistir en que es necesaria una nueva Ley de Propiedad Horizontal” sentenció Pastor. “Ya no es necesaria para articular determinadas situaciones cotidianas que siguen dando lugar a numerosas disputas sin un criterio jurídico claro, sino que es fundamental para poner en marcha, entre otras cuestiones, nuevas medidas que permitan agilizar y asegurar los pagos”, explicó el presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla.

Además, Fernando Pastor subrayó que “por fortuna ya no se dan situaciones límites de comunidades que hayan tenido que dejar de usar sus piscinas o determinados servicios esenciales por los impagos de cuotas”, aunque precisó que no se pueden descartar “suspensiones puntuales de servicios”.

Por otro lado, el vicepresidente del Colegio, Luis Camuña, informó que “sigue reduciéndose la tasa de morosos profesionales”. Este grupo alcanza el 40 % del total, siguiéndole el colectivo de personas que por su situación económica le es imposible abonar las cuotas, un 25 %. Sin embargo, las comunidades de propietarios gestionadas por Administradores de Fincas Colegiados están poniendo en marcha sistemas para facilitar el pago de estas cuotas a aquellas familias con menos recursos. “Hay que valorar el esfuerzo que tanto comunidades como familias están intentando hacer para que las deudas se reduzcan progresivamente”, concluyó el vicepresidente colegial.

El impacto del ‘Brexit’.

Aunque en la distribución territorial de la deuda es prácticamente calcada a la de 2016 (Costa del Sol Occidental el 49 %; Málaga capital el 23 %; y la Axarquía, el 21 %) se espera que a partir de este año se reduzca la cuantía total de forma moderada en las zonas de costa. “Algunos británicos con viviendas en la Costa del Sol están optando por poner en venta sus propiedades ante las dificultades que, por la caída de la Libra, están teniendo para mantener el nivel de vida de antes del referéndum”, apuntaba Luis Camuña. “Si las ventas de viviendas de este colectivo se confirman creemos que se reducirá la deuda ya que deberán abonarse las cuotas pendientes para cerrar las operaciones inmobiliarias”, indicó Camuña.