La Policía Nacional alerta del uso de cebos de plástico para robos en domicilios

Las comunidades de propietarios deben estar atentos ante las señales de robo que pueden dejar los ladrones en las viviendas. En este periodo estival, la Policía Nacional advierte de un clásico modo de actuación que permite saber a los delincuentes si el domicilio está o no habitado. Se trata de colocar pequeños trozos de plástico entre la puerta y la jamba.

Una vez que el plástico ha sido puesto, vuelven tras unos cuantos días para observar si sigue en el mismo sitio. Si el señuelo se ha caído al suelo quiere decir que los propietarios volvieron al hogar. Por el contrario, si el cebo de plástico está en el mismo lugar significa que nadie ha abierto la puerta. En este segundo caso, los atracadores entienden que es el momento adecuado para efectuar el robo en domicilios.

En el supuesto de que cualquier propietario detectara esta u otra modalidad de robo en alguna vivienda, es fundamental que avise de inmediato a la Policía Nacional a través del teléfono 091. Además, se insta a los Administradores de Fincas Colegiados a informar sobre esta cuestión a las comunidades que gestionan para asegurar la prevención de hurtos.

Para una mayor seguridad, la Policía aconseja a los propietarios no desvelar a través de las redes sociales la ausencia por vacaciones. Otra acción que puede contrarrestar las intenciones de los ladrones es pedir a familiares o a otros propietarios que recojan el correo. Ante un indicio sospechoso en la comunidad o en las inmediaciones, lo más recomendable es notificarlo a la Policía, presentando denuncia o avisando al 091.