La Policía Nacional advierte de un nuevo “modus operandi” de robo en comunidades de propietarios

La Policía Nacional ha observado un nuevo “modus operandi” de robo a partir de la sucesión de este delito en empresas de una determinada entidad. Ante ello, insta a las comunidades de propietarios a aplicar una serie de medidas preventivas y reactivas.

Esta metodología criminal consiste en la utilización de un disfraz de personal técnico. En muchos de los casos registrados, los autores del robo realizan una visita previa a la localización objetivo vestidos con el atuendo propio de profesional de telecomunicaciones, alegando una supuesta avería, una revisión o una comprobación rutinaria. Asimismo, suelen hacerse pasar por empleados de mercantiles de suministros, pero en ambos supuestos suelen portar en un lugar visible acreditaciones falsas.

De esta forma, consiguen todo tipo de información relativa a la seguridad, como el número y la ubicación de las cámaras, el tipo de alarma instalada o la distribución de las estancias. Tras esta inspección, suelen esperar unos quince días para efectuar el robo, el tiempo medio de custodia de imágenes.

Con la finalidad de prevenir nuevos robos, la Policía Nacional recomienda efectuar las siguientes acciones:

  • Tener un listado de teléfonos, contactos y direcciones tanto físicas como de correo electrónico de las empresas que suministran servicios a la comunidad. Así, si se presentan técnicos, se podrá comprobar si realmente trabajan para la corporación en cuestión.
  • A la llegada de estos trabajadores, también es importante anotar aquellos datos acreditativos que proporcionen, ayudarán a la posterior investigación en caso de que sea necesario.
  • Informar con la mayor inmediatez posible a la Policía Nacional a través del teléfono 091.