Las XXVII Jornadas Andaluzas, un encuentro histórico entre administradores de fincas y jueces

Málaga, bajo un comienzo otoñal caluroso, acogió una histórica nueva edición de las Jornadas Andaluzas. Más de 300 participantes acudieron a este evento formativo destinado a mejorar no solamente la cualificación de los profesionales asistentes, sino también a estrechar lazos entre dos profesiones íntimamente relacionadas. Los días 21 y 22 de septiembre, la Diputación Provincial abrió sus puertas a las ‘XXVII Jornadas Andaluzas Dospuntocero para Administradores de Fincas. Encuentro Profesional Jueces-Administradores de Fincas’.

Esta vigésimo séptima edición superó los 170 profesionales inscritos, sumando a magistrados y administradores de fincas procedentes de toda Andalucía e incluso de otras partes de España. El Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla, como anfitrión del evento, inauguró estas Jornadas Andaluzas junto a representantes de otras corporaciones colegiales y de las instituciones públicas en el Auditorio Edgard Neville de la Diputación Provincial.

El presidente del CAF Málaga y Melilla, Fernando Pastor, dio la bienvenida a todos los presentes y remarcó la importancia de la celebración de estas jornadas, considerando que en un futuro cercano se cumplirá el 30 aniversario de las mismas. El presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Administradores de Fincas y el vicepresidente del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España, Rafael Trujillo y Enrique Vendrell respectivamente, destacaron la importancia de estas formaciones para comprender y afrontar los retos actuales de la profesión, así como para ofrecer a la ciudadanía servicios de mayor calidad.

Por su parte, y en representación del sector judicial, el magistrado Vicente Magro recordó cómo las problemáticas de las comunidades de propietarios son objeto de análisis habitual en los juzgados y audiencias españoles. Magro, quien impartiría más tarde una de las ponencias de las jornadas, concluyó que conocer estas materias en profundidad también es esencial para los jueces. El acto de inauguración se completó con las intervenciones del alcalde Málaga, Francisco de la Torre; del delegado de Fomento e Infraestructuras de la Diputación de Málaga, Francisco Javier Oblaré, y el director de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), José María García, quienes elogiaron a los administradores de fincas y jueces por dedicar su tiempo libre a su crecimiento profesional a través de formaciones como las XXVII Jornadas Andaluzas.

Después de los primeros aplausos del público, que fueron precedidos por los discursos inaugurales, Vicente Magro volvió a tomar la palabra para abordar la ponencia ‘Casuística sobre las normas de régimen interno en una comunidad de propietarios’. El magistrado del Tribunal Supremo detalló cómo se regula la convivencia y el uso de los servicios comunes siguiendo los límites establecidos por ley y por los estatutos. Tras esta primera conferencia, los asistentes disfrutaron de un coffe break. Durante este descanso pudieron conocer diversos negocios con los que el Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla mantiene convenios de colaboración. Un total de 20 empresas dispusieron stands con materiales propios para informar y atender a los profesionales presentes. Gracias a esta disposición, los administradores de fincas pudieron conocer diversos servicios que pueden facilitar las gestiones de sus comunidades.

La segunda ponencia, centrada en la accesibilidad universal en las comunidades de propietarios, fue desarrollada por Cesareo Miguel Monsalve, presidente de la Audiencia Provincial de Albacete. Monsalve expuso los puntos clave del Real Decreto 1/2013, que regula la eliminación de las barreras arquitectónicas en las comunidades. De esta forma, se aclararon cuestiones como el derecho y el deber de ser comunidades accesibles, las sanciones que pueden ser impuestas o la inversión que puede suponer la adaptabilidad del edificio a la discapacidad.

La última sesión formativa del día 21 corrió a cargo de Gonzalo Sancho, magistrado del Juzgado de Primera Instancia nº1 de Torrent. El juez explicó las normativas que rigen la realización de obras en las comunidades de propietarios. Además, Sancho expuso varias sentencias para esclarecer la aplicación de la teoría en la práctica y destacar la interpretación de la jurisprudencia en algunos casos.

La cena en la Hacienda del Álamo marcó el punto y final a la jornada del viernes. Inscritos, acompañantes, ponentes y representantes de las empresas finalizaron el día con una velada en este amplio y espectacular complejo. En un lozano espacio abierto, circundando por diversa vegetación, los comensales abrieron el apetito con un cóctel de bienvenida. Seguidamente, disfrutaron de la cena en un original salón acristalado que permitió a los asistentes seguir disfrutando de las vistas.

Al día siguiente y antes de continuar con la formación, se celebró en el Oratorio de María Santísima de las Penas una misa en honor a la Patrona de los Administradores de Fincas, Nuestra Señora de la Paz. Tras la ofrenda, las XXVII Jornadas Andaluzas se reanudaron con una mesa redonda sobre la problemática del ruido en las comunidades de propietarios. En esta controversia intervinieron el abogado Antonio García, el ingeniero Juan Luis Puga y la delegada del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Málaga, Tatiana Cardador. Con la moderación de Joni Burnett, miembro del equipo de gobierno del CAF Málaga y Melilla, se analizaron aspectos como los preceptos legales en torno al ruido y posibles soluciones como la instalación de determinados sistemas.

Para finalizar se desarrolló una ponencia de carácter tecnológico de la mano de Manuel Laborda, director de Platransforma. Laborda explicó las bases de la comunicación 2.0 y cómo los administradores de fincas pueden y deben adaptarse a las nuevas tecnologías. Laborda detalló algunos canales óptimos para la comunicación con los clientes, así como las claves para construir una imagen profesional en las redes sociales. En definitiva, esta conferencia sirvió de preámbulo para la próxima edición de las Jornadas Andaluzas, ya que estarán centradas en la gestión de las comunidades de propietarios en la era digital.  

Precisamente, en la clausura se presentaron las XXVIII Jornadas Andaluzas, aludiendo a la importancia de integrar la comunicación virtual en la rutina del administrador de fincas sin olvidar el papel fundamental que juegan las relaciones interpersonales en el ejercicio de la profesión. El vicepresidente del CAF Málaga y Melilla, Luis Camuña, concluyó esta edición de las jornadas junto al presidente del Consejo Andaluz de Colegios de Administradores de Fincas y el vicepresidente del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España, Rafael Trujillo y Enrique Vendrell respectivamente; así como acompañado por el magistrado Vicente Magro.

Una vez finalizado la ceremonia de clausura, los asistentes almorzaron en un restaurante próximo a la Diputación Provincial y ubicado a pie de playa. Así, las XXVII Jornadas Andaluzas finalizaron con sabor malagueño, entre el ambiente cálido de la costa y la más típica gastronomía malacitana.

Las XXVII Jornadas Andaluzas, espacio cultural para los acompañantes

Paralelamente a las sesiones formativas, los acompañantes de los inscritos a las XXVII Jornadas Andaluzas tuvieron la oportunidad de descubrir buena parte del atractivo cultural de la ciudad. El Colegio de Administradores de Fincas de Málaga y Melilla, en colaboración con el Área de Turismo del Ayuntamiento de Málaga, organizó varias visitas guiadas. Además de acudir al Museo Carmen Thyssen Málaga, y aprovechando el buen tiempo que prevaleció a lo largo de todas las jornadas, se visitaron dos enclaves emblemáticos como son la Alcazaba y el Castillo Gibralfaro.